Buscar

Museo IMPA

Unico Museo Vivo de la Cultura del Trabajo y de la Identidad Obrera

Categoría

Institucional

2 de Septiembre – DÍA NACIONAL DE LA INDUSTRIA

Luego de que los propios trabajadores y trabajadoras de IMPA (Industria Metalúrgica y Plástica Argentina) recuperaran la fábrica en 1998 —por ese entonces en situación de quiebra—, y lograran sacarla adelante lentamente, una de los aspectos más impactante que vivieron fue la reactivación de las máquinas, y con ello, del trabajo.

Oracio Campos (así, sin H), primer presidente de IMPA como empresa recuperada, en una de las tantas charlas con el Museo IMPA recordaba una y otra vez: “cuando entré y sentí las máquinas que andaban, me agarró una emoción que me quedé parado ahí… ¿cómo? ¡si la teníamos perdida la fábrica! ¡otra vez el ruido!”

Ese ruido fabril que revitalizaba a los trabajadores era también parte de la identidad barrial, como cuenta Ana María, vecina, coordinadora del Centro de Jubilados Dulces Encuentros y amiga de IMPA: “tenía incorporado el ruido de las máquinas como tenía incorporado el tren. Era algo como que te acompañaba, lo mismo que la sirena de la fábrica”.

Hoy, los trabajadores y trabajadoras de IMPA continúan adelante con la producción fabril tras muchos años de lucha, incorporando a su historia de mas de 80 años, a trabajadores/ras de la cultura y de la educación.

Quizás, no sea casual que el “Día de la Industria” se haya establecido en 1941, el mismo año en que el antiguo establecimiento Lienau, Sueiro y Grech Soc. Resp. Ltda. pasara a llamarse IMPA, bajo el lema “Una industria al servicio de la Patria”.

A modo de ilustrar aquella época tomamos prestado el link de DIFILM (http://www.difilm-argentina.com) que corresponde a la exposición industrial de 1942, de la que IMPA formó parte. Que lo disfruten!

©Difilm-argentina

IMPA ESTATAL 1946 – 1961

74 años

IMPA es una empresa que, debido a su larga trayectoria de más de 90 años, ha pasado por diferentes etapas, reflejo de los sucesos económicos y sociales del país. La segunda de esas etapas ha sido IMPA e. n. (IMPA empresa nacionalizada), denominación que adquirió tras su estatización bajo el gobierno de Edelmiro Farrell el 1 de junio de 1946.

Desde su fundación a fines de los ‘20 por Roberto Lienau y José M. Sueiro, y, gracias al contexto de industrialización por sustitución de importaciones, IMPA se había convertido en una industria metalúrgica de primer nivel en el país. De ella, emergían miles de productos de metales no ferrosos y de plástico destinados al mercado interno: pomos de aluminio, ollas, botones, estuches, alfileres, alcancías, pavas, bicicletas, entre otros. Así como, desde 1942 sumó la fabricación de menaje y vainas de cartuchos Máuser para el ejército y, en 1944, incorporó la fabricación de aviones y aeroplanos.

Tal capacidad la convertían en una empresa vital para la defensa del país en aquel contexto de guerra mundial, e incluso estuvo en la mira del gobierno de Estados Unidos. Para evitar presiones externas, el gobierno de Farrell la intervino en 1945 y, finalmente, la estatizó el 1 de junio de 1946, es decir, hace 74 años.

La nueva situación produjo un cambio en la estructura organizativa de la empresa debido a que el Estado ya contaba con otras instituciones dedicadas a la fabricación de armamento y aviones, por lo cual, paulatinamente, IMPA fue reconvertida a su función original: la fabricación de bienes de consumo para el mercado interno. En ese proceso IMPA se desprendió en 1947 de la sede Quilmes, dedicada a la aviación, y, en 1948, de la sede de San Martín dedicada a los armamentos. Permanecieron activas las sedes de IMPA Querandíes y la de Ciudadela. Entre ambas plantas trabajaban más de 1100 obreros que producían 1.500.000 pomos de aluminio, papel aluminio, las bicicletas Ñandú (producto con el que IMPA conquista el 15% del mercado nacional), además de ollas, pavas, sartenes, estuches, alcancías, etc.

Tanto en su etapa privada como en la nueva etapa estatal, IMPA desarrollaba todo el proceso productivo: una vez llegados los lingotes de aluminio (en esa época se importaba), se fundían en los hornos, se laminaban en diferentes etapas, se cortaban, y luego, en cada sección, se utilizaban para los diferentes productos. En 1950, el gobierno decidió incorporar IMPA a la D.I.N.I.E. (Dirección Nacional de Industrias del Estado) y así continuó siendo por años una empresa líder en su rubro. Sin embargo, tras el golpe de Estado de 1955, los sucesivos gobiernos, asesorados por economistas de tendencia liberal (Álvaro Alsogaray, Roberto Alemann), empezaron a considerar que las empresas estatales eran deficitarias y que era necesario deshacerse de ellas. De esa manera, y en un proceso que llevó varios años, la D.I.N.I.E. fue disuelta, la mayoría de las empresas pasaron a manos privadas, mientras que otras pocas se conformaron como cooperativas. Este último fue el caso de IMPA, que en 1961 bajo el gobierno de Frondizi fue vendida a sus trabajadores pasando a llamarse IMPA Coop. Ltda. de Trabajo y Consumo, dando inicio a otra etapa de la fábrica.

El Museo IMPA y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México) juntos por la “La valoración del Patrimonio cultural hacia una ética ciudadana”

Curso-Taller + Conferencia + Proyección de film

Del 2 al 6 de marzo de 2020

Con la ayuda de la Beca Formación 2019 del Fondo Nacional de Artes y la colaboración del CIAP – Centro de Investigaciones en Arte y Patrimonio (Conicet-UNSAM) bajo la dirección de Sandra Szir los invitamos a participar de los Cursos y Conferencia que dictará –del 2 al 6 de marzo–, nuestro invitado especial el Dr. Prof. Mariano Castellanos Arenas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México).
Programa completo e inscripción previa a: museoimpaoficial@gmail.com
Cierre de inscripción jueves 27 de febrero.

Eflyer Capacitacion Museo IMPA 2020

Calendario de Aperturas 2016

Agendarse

Calendario-de-Aperturas 2016

Parte del recorrido del Museo IMPA que es la historia de la clase trabajadora

Te esperamos cada segundo sábado del mes, cuando abrimos nuestras puertas a la comunidad. Mirá el Calendario de Aperturas en la sección “Institucional”. Te esperamos

IMG_1111

IMG_1669   IMG_1697 IMG_1684

18 de Mayo: Día internacional del Museo

20141116_021245

El Museo IMPA adhiere y celebra al Día Internacional de los Museos, establecido en 1977 por el ICOM (Consejo Internacional de Museos). Desde su apertura en 2012, el Museo comparte una mirada sobre la historia de los trabajadores y las trabajadoras en la Argentina, en la cual ellos (nosotros) somos los protagonistas.

En ese contexto desconocimiento y reconocimiento, el Museo IMPA presenta el punto nodal de su relato en la recuperación de empresas por sus trabajadores, una experiencia que no solo atraviesa a los obreros/as de la metalúrgica IMPA, sino también a miles de trabajadores/as argentinos y latinoamericanos que en la historia reciente han vivido el cierre de empresas como parte de un sistema social que potencia la concentración económica, la desigualdad y la exclusión.

Por ello, con el impulso de los trabajadores de IMPA, el equipo del Museo se propuso reconstruir la memoria colectiva de quienes participaron en aquella lucha, fortaleciendo su identidad, exponiéndolos como sujetos de transformación, e insertando el fenómeno de recuperaciones de empresas, en el marco del desarrollo histórico de luchas del movimiento obrero.

El Museo IMPA es así un espacio abierto a la comunidad, donde el desarrollo del conocimiento y la preservación del patrimonio buscan vincular horizontalmente a los/as trabajadores/as y la comunidad.

El MUSEO IMPA abre sus puertas una vez al mes

Foto porton rojo

El Museo IMPA invita a su apertura mensual, con entrada libre y gratuita, en Querandíes 4288 (portón rojo), en el barrio porteño de Almagro (Ciudad Autónoma de Buenos Aires).
Se trata del único Museo vivo –puesta en escena de relatos plenos de significación mediante artefactos de memoria elaborados y preservados, con la participación de la comunidad- en una empresa recuperada por sus trabajadores y trabajadoras. En el Museo IMPA se exhiben los 86 años de historia de la metalúrgica, narrando, al mismo tiempo, la historia del trabajo, así como la organización y las luchas obreras que están estrechamente ligadas a los distintos períodos políticos, económicos, culturales y sociales de Argentina y el resto del mundo.
El Museo IMPA tiene como propósito establecer muestras permanentes de objetos producidos en la fábrica; maquinarias que dejaron de cumplir una función productiva y que son hoy piezas musealizadas;  documentos y relatos de los propios trabajadores y trabajadoras, reconstruyendo así la historia colectiva y la memoria social de los protagonistas.
La creación del museo es producto de un intercambio entre saberes populares y saberes académicos: trabajadores y trabajadoras fabriles y un equipo interdisciplinario compuesto por docentes, investigadores, estudiantes; voluntarios,  voluntarias y organizaciones barriales. Este trabajo conjunto propone contar la historia desde abajo y tiene como marco la lucha de las empresas recuperadas.
Para ello, el equipo interdisciplinario da a conocer el patrimonio histórico, industrial, aeronáutico, cultural, político y ético de la fábrica una vez al mes, lo que permitirá al público acercarse para conocer este museo comunitario que se posiciona desde una perspectiva de clase.
El Museo IMPA propone una estética singular que combina narraciones objetivadas mediante distinto tipo de soportes y productos, en el  mundo de una empresa recuperada que está produciendo activamente y que, al mismo tiempo, es una fábrica de ideas.

Un breve recorrido por la historia de IMPA

¿Querés saber más sobre el Museo del trabajo -IMPA?  

Acá te dejemos un enlace para conocer más sobre la historia de IMPA

Un breve recorrido por la historia de IMPA

MUSEO IMPA DE LA CULTURA DEL TRABAJO Y DE LA IDENTIDAD OBRERA

Logo MUSEO IMPA para membrete

Desde 2010, los trabajadores y trabajadoras que recuperaron IMPA (Industria Metalúrgica y Plástica Argentina), junto con  un grupo de docentes-investigadores; estudiantes; miembros de organizaciones sociales y barriales; artistas, intelectuales; personas con distintos grados de vecindad, estamos reconstruyendo el patrimonio material y simbólico de la fábrica. El propósito es crear un Museo de la Cultura del Trabajo y de la Identidad Obrera que refleje las distintas concepciones del trabajo objetivadas en mentalidades que dan cuenta de una historia que lleva más de 80 años y que está fuertemente ligada a los períodos económicos, sociales, políticos y culturales por los que atravesó el país.

Hoy, esos esfuerzos interdisciplinarios convergentes cobran un nuevo impulso porque se obtuvo un subsidio UBANEX de la Universidad de Buenos Aires, por resolución Nº 4375, ya aprobada por el Consejo Superior el 11/04/2012. El Proyecto de Extensión se titula “Museo del Trabajo IMPA: Memorias Sociales sobre la Identidad Obrera”, su sede es en la Facultad de Psicología y se desarrolla bajo la dirección de Margarita Robertazzi y la co-dirección de Liliana Pérez Ferretti.

Esta comunicación tiene la finalidad de hacer conocer este emprendimiento para que todas aquellas personas, grupos y organizaciones que deseen participar, o acercar objetos fabricados en IMPA, fotografías, relatos, todo tipo de documentación y/o contactos puedan hacerlo. 

Paralelamente, se está gestionando la sanción de dos leyes en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el fin de proteger a la fábrica que está amenazada por el poder judicial: la Nº 1227 que la declararía Patrimonio Cultural y la Nº 578 que la declararía de Interés Cultural. Es un objetivo construir sólidos argumentos científicos para apoyar la legítima lucha por la fuente de trabajo que estos trabajadores y estas trabajadoras del barrio de Almagro llevan adelante hace ya 14 años.

Desde su recuperación, IMPA es un inusual ensamble entre producción fabril y desarrollos culturales, artísticos y educativos. El apoyo barrial es producto de una historia en la que la fábrica simboliza el trabajo de y para muchos vecinos y vecinas, así como por el sentimiento de orgullo que todavía experimentan por los productos que allí se fabricaban. A la vez, otras personas concurren por las múltiples actividades no fabriles que se desarrollan simultáneamente en el mismo edificio. Esperamos que el Museo, que ya cuenta con un espacio en las instalaciones de la fábrica, sea también un proyecto convocante.

Contacto: proyecto.museoimpa@gmail.com

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑