Buscar

Museo IMPA

Unico Museo Vivo de la Cultura del Trabajo y de la Identidad Obrera

Categoría

Acerca del Patrimonio

Entre la rica y multifacética historia de IMPA, la producción de aviones destaca por su carácter pionero en el campo de la industria aeronáutica argentina.

Si bien IMPA surgió y se desarrolló gracias a la elaboración de bienes para el mercado masivo de consumo interno, las inquietudes innovadoras de su fundador, el ingeniero José Mario Sueiro, sumadas a los vínculos de la empresa con el Ejército, convirtieron a IMPA en “el único emprendimiento privado realmente ambicioso”[1], allá a principios de los años ‘40.

El diseño de 6 prototipos, de decenas de planeadores y de la apertura de una sede dedicada exclusivamente a la producción aeronáutica (IMPA Quilmes), hicieron de este proyecto un hito nada desdeñable.

Así, entre los modelos fabricados, debe citarse al IMPA Tu. Sa. (Turismo Serie A), un avión de escuela y entrenamiento que continuaba el diseño de un prototipo anterior –el IMPA RR-11– diseñado por el ingeniero español Alfredo Davins Ferrer.

El IMPA Tu. Sa. fue construido en madera y con instrumental producido por la misma empresa, solo los motores eran importados. Podría decirse que este modelo fue el más exitoso de los producidos por IMPA, ya que, si bien el desempeño aéreo no fue el esperado, sí resultó ser el de mayor producción: se construyeron 25 unidades gracias a un contrato suscripto con la Dirección General de Material Aeronáutico del Ejército, en 1943, bajo la presidencia de Pedro Ramírez.

La presentación del avión se hizo en el aeródromo de Gral. Pacheco. Siendo volado por el piloto Siro Comi y el Director General de Aeronáutica Civil Dr. Samuel M. Bosch. Justamente, en el Museo IMPA se exhibe una fotografía encontrada en la fábrica y donada al Museo, en la cual se puede observar un aspecto de esa presentación.

Algunos datos técnicos del IMPA Tu. Sa.[2]

Envergadura: 11,5 m

Largo:             7,42 m

Alto:                 2,97 m

Velocidad máxima: 147 y 154 km/h según motor (Lycoming y Continental respectivamente).

Hasta el momento no se han encontrado ejemplares del avión, no obstante, en el Museo IMPA puede verse una hélice de madera perteneciente a uno de ellos, cedida por el nieto del fundador de la fábrica.

[1] Halbritter, Francisco. “La industria aeronáutica argentina. Breves apuntes sobre su inicio, desarrollo y decadencia”, en IX Congreso Internacional de Historia Aeronáutica y Espacial, FIDEHAE. Buenos Aires, Octubre - 2005. Pág. 97.

[2] Sale, Atilio. Aviones argentinos. Editorial CID. Buenos Aires, 1987.
Anuncios

Durante 20 años, IMPA creó y mantuvo una línea de producción dedicada a bienes de menaje. Ollas, sartenes, pavas, fuentes y platos, fueron algunos de los productos de aluminio IMPA que se difundieron en las casas de miles de argentinos.

El proceso de elaboración abarcaba numerosas etapas, ya que se partía desde la materia prima en bruto. Así, los lingotes de aluminio pasaban por los hornos de fundición, por las diferentes etapas de laminación, por las guillotinas, y por el acabado final, que convertía a las ollas, fuentes, sartenes, etc., en productos de primera calidad. Los mismos se ofrecían en tres categorías: standard, reforzado y extrareforzado, ya fuera con asas de hierro, bronce o baquelita.

Según consta en la documentación resguardada por el museo, ese tipo de productos se desarrolló entre 1942 y 1962/3, es decir, tanto en sus etapas de empresa privada y de empresa estatal como en la etapa de cooperativa.

Varios de estos productos podrán verse en la próxima muestra del Museo IMPA, el sábado 9 de abril, a partir de las 17 hs.

Patrimonio producción menaje.

Foto ©Archivo General de la Nación

Revista “El Gráfico” de 1945, con el ciclista Rafael Di Paco sobre una bicicleta “Ñandú” fabricada en IMPA. Di Paco fue el ganador, junto con Frantz Slaats, de la carrera de los 6 días celebrada en el Luna Park en 1944. En esa oportunidad obtuvieron el podio tras ganar con las bicicletas fabricadas en IMPA.

La carrera de los 6 días contaba para ese entonces con 7 ediciones (siendo la de 1944 la octava), y consistía en que cada equipo de dos ciclistas, debía competir en un circuito cerrado, durante 6 días consecutivos.

Ese triunfo dio una importante difusión en medios gráficos a la producción de IMPA, reflejando la importancia de las bicicletas como uno de sus productos “estrella” durante los años ’40.

Sus marcas Ñandú y Minerva estaban entre las más vendidas del país, y ello gracias a los 300 obreros que fabricaban unas 1000 unidades mensuales. De hecho IMPA era la única empresa de la Argentina que las producía íntegramente.

Aquí les presentamos uno de los documentos que resguarda el Museo IMPA, y que puede apreciarse en cada exposición mensual.

revista-el-grafico-n-1334-ano-1945-rafael-di-paco-13516-MLA80919735_2682-O

Revista El gráfico nro 1334. Año 1945

Sección Galvano (baño de níquel)

Fuente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

Sección rectificación de cilindros..jpg

Fuente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

Máquinas laminadoras

uente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

IMPA frente.

Fuente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

IMPA fachada sobre vías.

Fuente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

Esquina de IMPA

Fuente: Archivo General de la Nación. Depto. de Doc. Fotográficos. Argentina.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑